Gastronomía dieciochera con historia

Las fiestas patrias son sinónimo de días de descanso, diversión, compartir en familia, pero por sobre todo de comer.

Ya está aquí la “semana dieciochera” lo que significa que nos encontramos con varios días en los que la chilenidad crece a borbotones, dejando salir un espíritu festivo y relajado, pero por sobre toda las cosas, un tiempo para compartir con amigos y familia. Juegos como la rayuela, tirar la cuerda, el palo ensebado, el trompo, elevar el volantín o bailar unas cuecas en una ramada o fonda, se convierten en los mejores complementos para días de comidas contundentes y bebidas por doquier. Aunque siempre se llama a la moderación en el consumo, la realidad es que terminamos la semana con un par de kilos de más y la sensación de odio/amor con las carnes.

Dentro de las comidas típicas que se suelen ingerir tenemos al rey de la fiesta que es el asado, pero también “pisan” con mucha fuerza las empanadas de pino, los anticuchos, el mote con huesillo, el pebre, la chicha, el choripan, las humitas, el tomate a la “chilena”, el vino tinto y últimamente han hecho su entrada los vegetales a las brazas.

Las famosas comidas y bebidas chilenas llenan nuestras mesas y restaurantes, haciendo el deleite de los comensales. Pero, ¿cuántos de nosotros conocemos realmente de dónde vienen estas exquisiteces?

Un poco de historia

Sin lugar a dudas el mes de septiembre es la época del año cuando más se consume pebre, humitas, chicha, empanadas y mote con huesillos. Estos alimentos están metidos en nuestro ADN gastronómico, pero muchas veces no sabemos su origen o sus ingredientes.

Pebre

El pebre tiene muchas historias contadas sobre su procedencia. Se dice que su nombre proviene del catalán y que significa pimienta. Otros aseguran que se trata de un anglicismo de la palabra pepper, incluso hay quienes aseguran que viene del mapudungún. Sea cuál sea su historia, el pebre es el acompañamiento ideal para diferentes comidas y su receta no se queda en unos ingredientes, sino que tiene variaciones según sea el caso.

  • Pebre cuchareado: Es el que encontramos en casi todos los restaurantes y se sirve con pan. Sus ingredientes son cilantro, cebolla, ajo y ají verde. Su nombre es literal, ya que para comerlo solo hay que utilizar la cuchara.
  • Pebre de ají cacho de cabra: Tal como su nombre lo dice, contiene ají cacho de cabra, un tipo de guindilla extremadamente picante y solo apta para valientes.

Existen muchas variantes en los ingredientes y la preparación del pebre. Algunos utilizan limón y vinagre; otros se quedan en sal y aceite. Sea cuál sea la opción elegida, sin lugar a dudas tendrá una buena respuesta en nuestro paladar.

Humitas

Las humitas son otro de los platos típicos del “18” y su consumo se amplía por el resto del año. Se sabe que su receta se comparte con más países de América como Bolivia, Argentina, Perú y Ecuador, y es que su creación data de la época precolombina, ya que los quechuas las usaban para alimentarse.

Este plato típico se puede comer dulce o salado, pero siempre con la albahaca como ingrediente adicional, ya que esta especia es la que marca la diferencia con los demás platos de América.

Chicha

Esta bebida es el resultado de la fermentación de un fruto en forma artesanal. Las más populares son las de uva y manzana y su procedencia también es de la época pre colombina, ya que los indios creaban estos brebajes a partir del trigo, el cual fueron cambiando por otras frutas a la llegada de los españoles y el ingreso de otras plantas. En principio la chicha de uva era la más utilizada, pero con el tiempo y el posicionamiento de los Europeos en nuestro país, la chicha dejo de tener mayor importancia y fue opacada con la entrada de nuevas cepas de uvas que dieron origen a la industria del vino.

Existe una variante de la chicha que es la Chupilca y que consiste en harina tostada mezclada con vino o chicha.

Empanadas

Aunque su historia se traslada al Asia meridional del siglo IX, su expansión por el mundo fue rápidamente tomando variantes de las diferentes culturas. En Chile los españoles la trajeron, pero los chilenos le fueron dando esa característica única en su preparación a base de carne molida, cebolla picada, huevos, pasas y aceituna. Se sabe que los mapuches tenían también un preparado similar al que llamaban “pirru”, lo que se asemeja mucho a pino, nombre de esta exquisita mezcla de sabores.

Con el tiempo se han ido modificando los ingredientes, creando nuevas y suculentas empanadas entre las que se destacan las de mariscos, queso, camarón, etc.

Mote con Huesillos

No hay una data específica que documente la creación de esta bebida, pero se cree que su nacimiento es paralelo al de la industria del maíz, donde Chile llegó a ser uno de los principales productores a nivel mundial. La conjunción del trigo con el huesillo o durazno deshidratado parece que se produjo por la venta de estos dos productos por parte del famoso motero, personaje de nuestra historia que se paseaba por las calles ofreciendo sus mercancías. Según Recaredo Santos Tornero en su libro “Chile Ilustrado. Guía descriptivo del territorio de Chile”, el motero era el encargado de anunciar la proximidad del verano y para ello siempre lo hacía acompañado del mote y el huesillo para refrescar la sed y el hambre de los clientes.

Recomendaciones para pasar unas buenas fiestas

Sabemos que la semana de fiestas patrias son días de celebración, por lo que no queremos reprimirte en lo que has de comer, sino más bien enseñarte algunos tips que te pueden ayudar:

  • Si preparas un asado, intenta poner verduras para picar tales como zanahorias o apio acompañado con exquisitas y saludables salsas de ciboulette, pepino o yoghurt, de modo que en la espera no comamos otros alimentos.
  • Otra opción son los frutos secos como almendras o maní ya que producen un efecto de saciedad rápidamente.
  • Según investigadores de la Universidad de Oporto, Portugal, para que la carne esté más saludable, se recomienda darle un baño de cerveza al momento de asarlas, ya que las toxinas que se liberan en esta acción son aisladas por la cerveza.
  • Otros productos que puedes utilizar para que la carne no genere estas toxinas son el aceite de oliva, vinagre, ajo y el jugo de limón. Se ha demostrado que estos aliños reducen los subproductos cancerígenos de la cocción.
  • Alterna carne con pescado. El exceso de carne no es bueno, por eso también puedes disfrutar unas fiestas comiendo pescado o marisco, y si los unes puedes hacer un exquisito curanto.
  • Los anticuchos de pollo y verduras son una excelente idea para niños y adultos.
  • Sal a caminar y disfruta de estos días de vacaciones.

Recuerda que estas fiestas son para disfrutarlas con la familia y amigos, y que es importante tanto lo que comes como lo que bebes.

En Yammi te ofrecemos unos menús dieciocheros para que puedas comer sin sentirte culpable. Prueba nuestra reineta a la chilena que está acompañada de cebolla caramelizada, tomates y papas rústicas con chorizo frito, o el tomaticán con carne y tocino, una reinvención del clásico de la abuela. Si tienes amigos para comer en casa, éstas son unas buenas alternativas al asado y además, no tendrás que cocinar.

Buena Semana!

 

 

 

Por | 2018-09-19T11:39:57+00:00 19 septiembre 2018|Categorías: Estilo de vida|Etiquetas: , , |Sin comentarios

About the autor:

Mi nombre es Marcela, soy periodista y desde hace más de 15 años que resido en España. Cuando llegué a vivir aquí me tuve que hacer a la idea de reaprender a cocinar ya que muchos de los ingredientes de la comida chilena no se vendían. Hoy por hoy, es posible encontrar muchos alimentos como el cilantro, el chuño de papa y mi adorado manjar, aunque algunos con nombres diferentes A través de los años he abierto mi visión gastronómica y he podido desarrollar una mezcla de sabores entre lo local y lo que se cocina en Chile. No soy experta en el tema, pero si me considero una aprendiz aplicada que quiere mezclar sabores y hacerlos suyos. De ahí que en mi casa la comida sea tan variada y que mis hijos no distingan lo que pertenece a España y lo que es de Chile. Para ellos todo es comida Chilenopañola. Pues bien, a través de las entradas en el blog quiero contarles un poquito más de lo que se consume por estos lados, no sólo en España sino en el resto de países circundantes, ya que la comida viaja y se mezcla de mejor forma, que incluso nosotros mismos.

Deje su comentario