Mis alimentos, mis emociones: Moodfood

¿Conoces el MoodFood o comida de la felicidad?

Es la nueva tendencia en alimentación que busca utilizar la comida como una herramienta para atacar ciertas afecciones de la mente.

La comida es uno de los mayores placeres que pueden disfrutar gran parte de la población mundial (excepto a aquellos que sufren de hiporexia). Las variantes en que los alimentos se mezclan y crean nuevos platos son infinitas, lo que viene dado por el gusto de cada comensal. Ahora existe una nueva corriente que busca que las personas comamos mejor, pero que además, mediante la selección de los alimentos, podamos combatir ciertas afecciones. Se llama MoodFood y sus orígenes se remontan a los años ’80 cuando investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) afirmaron que los alimentos que consumimos afectan nuestros procesos cerebrales como pensar, sentir y percibir, debido principalmente a los nutrientes, los ácidos grasos, los hidratos, las vitaminas y los minerales que llevan.

Mood Food Project

Desde esta idea, comenzó una tendencia más global a la cual se adhirieron diversos entes del mundo culinario y que, hoy por hoy, es una moda. No obstante, el MoodFood va más allá, es un proyecto multidisciplinario de diversas organizaciones europeas en el que se busca investigar el vínculo bidireccional entre la buena nutrición y la salud psicológica. Según indican sus investigadores es un “proyecto de colaboración multinacional sobre el rol de la dieta y la relación entre comida y obesidad en la prevención de la depresión”.

Para Laura Winkens, investigadora de la Universidad Vrije en Ámsterdam, Holanda y parte del equipo de Mood Food Project, se tendría que poner más cuidado a la hora de comer y no tomarlo como una simple tarea del día. Para Winkens las personas deberían centrarse en el acto de alimentarse ya que al hacerlo se consumen menos calorías que alguien que lo realiza de manera rápida o mirando la TV. No obstante, aún no está claro sí la alimentación consciente nos lleva a que elijamos mejor lo que comemos (fijándonos en los valores nutritivos), o que disminuyamos la ingesta por el disfrute del plato.

Una nueva moda

Pero el MoodFood busca también ser una nueva tendencia en la que las personas nos hagamos partícipes de los valores que entrega cada alimento, al tiempo que seamos conscientes que no vale nada comer sano si no se disfruta la comida. En muchas ocasiones liberamos el stress y la ansiedad a través del consumo desmesurado de ciertos alimentos, lo que puede dar por resultado que muchas gente gane peso o acumulen toxinas en su cuerpo, conduciendo a un estado anímico bajo o a una depresión.

Cuando se realizaron las investigaciones del tema, se observó que muchos alimentos traían grandes cargas de triptófano (inductor de la serotonina), lo que ayudaba a que la persona pudieran enfrentar, de mejor manera, los momentos de irritabilidad y de dolor, junto con mejorar la calidad del sueño. Otros alimentos aportaban un incremento en la producción de dopamina, endorfinas y noradrenalina que también eran una contribución en la mejora del estado anímico de las personas.

La ventaja de esta nueva forma de comer, es que cualquier persona la puede seguir, incluso los intolerantes o alérgicos, ya que un alimento se puede substituir por otro. Dentro de los más conocidos tenemos la palta, el chocolate, el aceite de oliva, el arroz y los cereales integrales, frutos secos, plátano, piña, manzana, ajo, carnes magras, pescados ricos en Omega3 y, especialmente el garbanzo. Existen muchos más alimentos, por lo que es importante fijarse en los componentes y sustancias que tiene cada uno de ellos; esa es la clave del MoodFood.

Finalmente, si te apuntas a esta nueva tendencias, debes tener en cuenta dos preceptos importantes.

  • Fijarte en la composición de los alimentos y de cómo los puedes conjugar con otros.
  • Tener una disposición de disfrute de la comida, intentando dejar fuera cualquier tipo de preocupación.

Y qué mejor si el plato lo encargas con antelación en Yammi y te ahorras la preparación?. Te proponemos probar un exquisito pollo al curry en leche de coco o un guiso estilo marroquí de pollo y couscous, platos en los que se combinan distintos sabores que harán una “explosión” en tu cerebro.

Si quieres más información, te sugerimos que leas los anteriores artículos de Yammi, en los cuales se hace mención a la importancia de los alimentos.

Buena semana!

 

Por | 2018-07-10T12:10:39+00:00 10 julio 2018|Categorías: Estilo de vida|Etiquetas: , , |Sin comentarios

About the autor:

Mi nombre es Marcela, soy periodista y desde hace más de 15 años que resido en España. Cuando llegué a vivir aquí me tuve que hacer a la idea de reaprender a cocinar ya que muchos de los ingredientes de la comida chilena no se vendían. Hoy por hoy, es posible encontrar muchos alimentos como el cilantro, el chuño de papa y mi adorado manjar, aunque algunos con nombres diferentes A través de los años he abierto mi visión gastronómica y he podido desarrollar una mezcla de sabores entre lo local y lo que se cocina en Chile. No soy experta en el tema, pero si me considero una aprendiz aplicada que quiere mezclar sabores y hacerlos suyos. De ahí que en mi casa la comida sea tan variada y que mis hijos no distingan lo que pertenece a España y lo que es de Chile. Para ellos todo es comida Chilenopañola. Pues bien, a través de las entradas en el blog quiero contarles un poquito más de lo que se consume por estos lados, no sólo en España sino en el resto de países circundantes, ya que la comida viaja y se mezcla de mejor forma, que incluso nosotros mismos.

Deje su comentario